Clase A: Nueva definición del lujo moderno

05.12.2017

Clase A
El habitáculo de la Clase A abre una vía completamente nueva de diseño y revoluciona desde el interior la categoría de turismos compactos con una nueva sensación de amplitud. Una de las claves de la singular arquitectura es la configuración vanguardista del tablero de instrumentos. La habitabilidad es mucho más generosa que hasta ahora.
La nueva Clase A saldrá al mercado a partir del año próximo, como precursor de la nueva generación de turismos compactos, sustituyendo a un modelo de éxito que ha contribuido de forma decisiva al rejuvenecimiento de la marca Mercedes-Benz. El promedio de edad de los propietarios europeos del modelo más avanzado de la clase compacta es hoy en día 13 años menor que el de la serie precedente. Esta revolución da ahora un nuevo paso adelante. La futura Clase A propone una definición completamente nueva del lujo moderno en el habitáculo. Al mismo tiempo brinda aún más utilidad. Por expresarlo con otras palabras: es tan juvenil como siempre, pero más madura que nunca.
La arquitectura del habitáculo y los elementos de manejo y de visualizado de la nueva Clase A son un distintivo singular en este segmento. El tablero de instrumentos está dividido en sentido horizontal en dos volúmenes. La sección inferior está separada del cuerpo principal del tablero de instrumentos por una «hendidura» óptica que hace que parezca flotar libremente por delante de los instrumentos. La iluminación de ambiente opcional refuerza este efecto y subraya la impresión flotante de la subestructura.
El puesto de conducción widescreen está completamente exento. Por primera vez se ha renunciado completamente a una visera por encima de los instrumentos. Otro aspecto destacado son los difusores de ventilación de estilo deportivo en efecto turbina.
Pero este elemento no es el único detalle que la Clase A asume de los turismos de la gama superior de Mercedes-Benz. El volante multifunción, por ejemplo, procede de la Clase S. En los asientos delanteros se incorporan las funciones de climatización de asiento, la función de masaje y los equipos de confort de los asientos multicontorno de los segmentos de gama alta. Los elementos de adorno de diseño envolvente subrayan con la selección del material —por ejemplo, maderas de poros abiertos— el posicionamiento avanzado y de alta calidad del vehículo.
A bordo del habitáculo se disfruta de un aumento claro de la sensación de amplitud, la visión omnidireccional y el espacio efectivo disponible. Entre las ventajas de la nueva Clase A cabe mencionar asimismo el acceso más sencillo y confortable a la parte trasera así como un maletero de 370 litros de capacidad, 29 litros más respecto a su antecesor.
Esperando poder tenerlo en el concesionario pronto y podéroslo enseñar.