La nueva Clase S de Mercedes-Benz

28.08.2017

Nueva Clase S
Nueva Clase S
La nueva Clase S sale al mercado equipada con numerosas novedades. Entre los aspectos más destacados se cuenta una gama totalmente nueva de motores de alta eficiencia dotados de una serie de tecnologías innovadoras para la electrificación de la cadena cinemática. Intelligent Drive da un paso más hacia la conducción autónoma. Por lo que se refiere al habitáculo, el líder indiscutido del segmento superior vuelve a establecer nuevos referentes en cuanto a confort y bienestar.
En la nueva Clase S celebran su estreno tres motores completamente nuevos, dos grupos de seis cilindros en línea (diésel y de gasolina) y un nuevo V8 biturbo de gasolina. Por otra parte, Mercedes-Benz tiene en proyecto un modelo híbrido enchufable con una autonomía en modo eléctrico que ronda los 50 kilómetros. Al mismo tiempo celebran su primicia mundial tecnologías avanzadas como el alternador de arranque integrado (ISG) de 48 voltios y el compresor adicional eléctrico.
La serie más puntera de Mercedes-Benz vuelve a dar un importante paso hacia la conducción autónoma y eleva el concepto Intelligent Drive a un nivel superior. El asistente activo de distancia DISTRONIC y el asistente activo de dirección ayudan al conductor de forma aún más confortable a mantener la distancia de seguridad y en el guiado del vehículo. Por ejemplo, adaptando automáticamente la velocidad en curvas o al acercarse a un cruce o a una rotonda.
Los faros MULTIBEAM LED hacen posible una adaptación extremadamente rápida y precisa de la luz de marcha al estado actual del tráfico. La luz de carretera ULTRA RANGE genera la máxima intensidad luminosa permitida por la legislación. Otras novedades destacadas de la nueva Clase S son la función ROAD SURFACE SCAN —que detecta irregularidades en la calzada antes de sobrepasarlas— y la función de inclinación activa en curvas.
Otra primicia mundial, disponible en el mercado a partir de septiembre de 2017, es el control de confort ENERGIZING. Este equipo opcional conecta entre sí diferentes sistemas de confort del vehículo —entre otros, la climatización, la luz de ambiente y las funciones de masaje o ambientación—, y permite así un ajuste específico de bienestar en función del estado de ánimo o de las preferencias momentáneas del cliente. De este modo mejora el bienestar y la concentración durante el viaje.
El desarrollo de la nueva Clase S ha sido extremadamente extenso, como se refleja en 6.500 componentes nuevos incorporados.
El buque insignia de Mercedes-Benz fue en 2016 la berlina de lujo más vendida del mundo. Desde 2013 se han vendido más de 300.000 berlinas de esta serie. Actualmente se ofrecen seis variantes de carrocería para la Clase S.