EQ Power: combinación hidrógeno y electricidad

05.10.2017

EQ Power
EQ Power
Mercedes-Benz ha presentado modelos de preserie del nuevo Mercedes-Benz GLC F-CELL, la siguiente etapa en la hoja de ruta hacia una conducción exenta de emisiones. La tecnología EQ Power del nuevo modelo eléctrico previsto para la producción en serie supone una doble aportación a la electrificación de la familia de automóviles Mercedes-Benz, pues en el futuro combinará por primera vez en todo el mundo la innovadora técnica de pilas de combustible con el suministro eléctrico por batería en un vehículo híbrido enchufable.
La versión eléctrica integral del apreciado SUV «repostará» hidrógeno y electricidad. La interacción inteligente entre la batería y la pila de combustible y la breve duración del repostaje de hidrógeno será en el futuro la clave de la idoneidad del GLC F-CELL para la conducción en régimen eléctrico y sin emisiones, incluso en recorridos largos. Los 4,4 kg de hidrógeno transportados a bordo ponen a disposición del modelo de preserie energía suficiente para alcanzar una autonomía de hasta 437* km en el ciclo normalizado europeo.
Al mismo tiempo, el conductor del modelo F CELL se beneficia de la autonomía de hasta 49 km en el ciclo normalizado europeo que ofrece la batería de iones de litio de gran capacidad. La potencia de propulsión asciende a 147 kW y brinda una combinación ideal de dinamismo y placer de conducción sin emisiones directas. La presentación de los modelos de preserie del Mercedes-Benz GLC F-CELL supone un paso importante en la implementación de la estrategia empresarial «CASE» de Daimler.
Mercedes reúne bajo la marca EQ su know-how en torno a la movilidad eléctrica inteligente y ofrece de ese modo un extenso ecosistema electromóvil formado por productos, servicios, tecnologías e innovaciones. EQ constituye por tanto un elemento esencial de «CASE», la estrategia empresarial de Daimler para la movilidad del futuro. La empresa tiene previsto lanzar al mercado diez vehículos con propulsión eléctrica por batería hasta el año 2022. El GLC F-CELL supone un paso importante en esta dirección.